01 marzo 2017

¡Vamos que podes!



Tan importante como necesario es que alguien "eche fichas por vos", que te recuerde que Dios te ha hecho capaz, que vivirlo requiere ponerse en movimiento y para ello, confiar. Que te invite a dar el paso de hoy pero respetando tus procesos y tu camino recorrido, sin forzar tiempos y sin irse, tomando una oportuna pequeña distancia, no de "adiós" sino de que cree en vos, así como los padres "sueltan" a su hijo para que éste pueda aprender a caminar. Cualquier cosa que pase, estará ahí. Todo estará Bien.

Y andando, descubrir que en la inmensidad Dios no te pierde de vista, que va con vos de aquí para allá, alentándote: ¡vamos que podes! Como diría un santo sacerdote "sos una idea cariñosa de Dios" para la humanidad y Él no tiene asunto más importante que hacer que amarte y amándote, velar por vos. Y te enteras que a tus inquietudes las hace Suyas y quiere cobijar tus latidos con Su Paz. 

Ya nada es tan imposible, tan difícil de alcanzar, de aprender. Se van desarmando las corazas con un Dios que es Papá, que se comunica con vos cada instante, en tu lenguaje, con tus modos tan únicos e irrepetibles, pero que sobretodo elige la voz con predilección de tus amigos y hermanos.

Y así, atravesaste la avenida de las inseguridades de la mano de la confianza, porque Alguien antes, creyó en vos. Creíste, pudiste, creciste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por compartir tu encuentro!