09 enero 2017

El peligro de no arriesgarse


Los niños mientras más pequeños menos conscientes del peligro son. Ésta fue la conclusión a la que llegamos al contemplar cómo uno de ellos se subía a su juguete con ruedas para alcanzar otros. Y uno se agarra la cabeza viendo lo que puede llegar a pasar, mientras nos acercamos tratando de disimular nuestro temor para poder salvaguardarlo.

Pero ésta situación me trae como boomerang una pregunta: ¿no será que "los grandes", en ésta etapa de la vida, nos enfocamos demasiado en los peligros? Donde tal vez ésto nos lleva a conformarnos con los "juguetes" que tenemos a nuestro alcance desvaneciendo los intentos cargados de esperanzas que nos permitirían crecer... Pregunta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por compartir tu encuentro!

Entrada destacada

Todo es regalo

Descubrir todo lo que nos regala Dios a través del hermano es una gran invitación a dar una continua acción de gracias que se eleve a l...