25 enero 2017

Disfrutarte


Disfruta de vos
cuando reís con esa carcajada tan particular.


Disfruta cuando estás emocionado, cuando se te eriza la piel
porque la Vida no te resbala.

Disfruta cuando tu corazón late sereno o 
tal vez a un nuevo ritmo,
es el Amor que bombea.

Disfruta de aprender cuando te equivocas, 
de que se te renuevan las chances para volver a intentar.

Disfruta de tu corazón inquieto
que no se amolda en lo ya conocido 
sino que se anima a lo nuevo bendecido.

Disfruta cuando estás quieto sentado en la vereda o
en movimiento hacia algún lugar.

Disfruta de querer chapotear en un charco o 
de quedarte boquiabierto contemplando las estrellas.

Disfruta cuando tenes que esperar
despojando de quejas y llenando de fecundidad ése tiempo.

Disfruta de no poder sólo, 
de necesitar de otros,
de ser providente para los demás.

Disfruta de vos, 
que sos único, 
soñado y
original.

¡Hacete cargo del don que sos!
No hay otro igual:
¡sos auténtico!

Disfrutate como regalo y
viví con corazón agradecido,
así podrás disfrutar plenamente de los demás.


3 comentarios:

¡Gracias por compartir tu encuentro!

Entrada destacada

Todo es regalo

Descubrir todo lo que nos regala Dios a través del hermano es una gran invitación a dar una continua acción de gracias que se eleve a l...