¿Por dónde andan tus sueños?

Hoy pensaba en los Sueños,
en los tuyos, en los míos, en los de Dios.

¿Por dónde andarán?
¿Acumulando polvo?
¿Escondiéndose para que nadie se entere de ellos,
 tampoco nuestro hoy?

Los sueños con frecuencia vienen a romper esquemas,
corazas en las que nos hemos envuelto.
Anclarse en lo seguro parece lo más lógico
en el mundo de achicar lo más posible los riesgos.




Hemos aprendido a calcularlo todo,
a que nada se escape de nuestro control
pero hemos olvidado confiar.

También cuando llegan,
vuelve ese brillo a los ojos 
ese "no sé qué" que nos recuerda lo único que somos,
todo un simbronazo que nos despierta a la novedad de la Vida.

Dios, 
susurranos al corazón Tus Sueños,
que los Tuyos sean los nuestros,
que los hagamos realidad con Vos.
Amén

Comentarios