¿Estás?



Cuando estás con tu familia, amigos, compañeros: ¿estás?. Más allá de lo físico, ¿estás?. A veces estamos sin estar, a veces estando permanecemos ausentes. Nuestros pensamientos divagan en lo que no hicimos o en lo que viene después y nos perdemos de ése tiempo tan preciado que se nos regala, ésos instantes providentes que nos revelan lo bello del hoy. No sólo palabras, sino gestos, miradas, silencios que comunican Vida.
Volvamos, que regresen nuestros latidos y pensamientos, que estemos completamente con el hermano, que allí se nos dona sagradamente en ése encuentro. Si lo demás nos tironea, lo hagamos oración y que se eleve a las manos del Padre. Disfrutemos.

Comentarios