Rincón de naVIDAd


Las luces van entrando en sus cajitas, también los adornos, el arbolito y el pesebre siguen próximos en la fila para ser guardados. Dentro de un año haremos memoria y trataremos de rescatarlos de aquel rincón de la casa donde permanecían a la espera.

Es cierto que genera cierta nostalgia hacerlo, es como que se nos fuese todo "eso" que es Navidad.
En la Navidad nuestros ojos tienen otra mirada, los latidos tienen otro compás, los sueños vuelven a sacar brillo  mientras se remontan a lo alto nuevas Esperanzas. Pero una vez pasado el 25 y unos días más de almanaque, se nos va yendo la Navidad o mejor dicho, la dejamos ir.

Si se nos va destiñendo la Navidad en nuestro corazón, tengamos presente que en algún rincón de nuestra casa interior, está allí acunando Vida. Siempre se puede regresar al Belén.

Comentarios