Fuentes de Esperanza


A veces sabemos la respuesta, tenemos en claro "la teoría" pero necesitamos esas palabras "amantivas" que dan palmaditas al hombro, que oxigenan los pasos de nuestros corazones cansados y heridos para poder permanecer en el Amor.
A veces nuestros latidos irrumpen en un llanto que opaca lo ya peregrinado, depositando los sueños a un costado de la Vida. La realidad se contrapone a lo anhelado y nos desgarra al punto de perder el sabor de vivir.
Pero es en ( ( aquellos ) ) que detienen su marcha, que posponen su andar para venir a buscarnos de donde brota la Esperanza, Esperanza que se arrima sin movimientos bruscos pero sí tan fuerte que regalándonos un soplo suave en la frente calma toda interior tempestad.
Vos los sabes, ¡gracias por ellos, Dios!

Comentarios