¿Cuáles son tus planes?


Me preguntaron si tenía pensado hacer algo a la tarde. Lo que parecía ser la antesala a una simple respuesta, tomó trascendencia resultante de un enfoque diferente. "FEliz", le respondí. Planeo ser FEliz.

Quisiese trasladar esta propuesta a cada día del año que recién asoma su nariz pero sin dejar que la marcha de los meses, vayan tapando esta búsqueda. Búsqueda que en realidad brota de una invitación que no es mía sino que es Dios quién ha tomado la iniciativa; invitación que nunca envejece y que espera ser descubierta por nosotros.

Si Dios nos invita a vos y a mí a ser FElices, será porque sólo lo lograremos juntos, y si lo quiere es porque es posible: ¡seámoslo!

Comentarios