¡Llegamos!


A ella le costaba mucho caminar, 
aún más si era una cuesta arriba.

Llegaba, de alguna forma pero llegaba. 
Tal vez con alguna lágrima escurridiza,
con el corazón doliendo en cada uno de los pasos.
Llegaba, de alguna forma pero llegaba.

Una de las veces,
un par de sus amigas la sorprendieron con una noticia:
"vos no nos veías pero nosotras veníamos una cuadra atrás tuyo,
vos no nos escuchabas pero nosotras veníamos alentándote:
¡vamos que ya casi estás! ¡vamos, un paso más! ¡vamos!"

¿Cuántas veces nos sucede lo mismo, no?
Que llegamos y nos preguntamos cómo lo hicimos 
si estábamos tan cansados, tan heridos, con tanta carga...

Llegamos, de "Esa" Forma llegamos,
llegamos de la única forma en la que se logra avanzar
es la que mueve el Amor,
que a veces visible,
en otras no pero siempre está
y nos alcanza,
nos empuja,
nos alza,
nos resucita
en nuestros hermanos...

Comentarios