La Fe me mantiene vivo


Dios Padre,
gracias por esos días donde no te siento,
gracias por esos días en los que pareces dormido,
gracias por esos días donde parece que te fuiste.

Parece, 
pero no es la realidad,
no Tu Realidad,
esa eterna que me anuncia un amor de fidelidad.

Será como cuando jugábamos aparentemente solos
pero los que nos amaban nos cuidaban desde lejos
 con su mirada tan de cerca.

Recordaré que vivo de Fe,
que ella me mantiene Vivo
en la esperanza de un Amor que siempre arde,
por mí...

Comentarios

Publicar un comentario

¡Gracias por compartir tu encuentro!