Decirte gracias


Dios quiero agradecerte
por el milagro que aún no veo,
que aún no palpo,
que aún no siento.

Es que Tu obra es más
de lo que yo pueda llegar a ver,
tocar, sentir, entender.

Todo lo que obras es milagro;
ya lo es el hecho de que dediques no un momento
sino Tu eternidad
a escuchar con inmenso amor cuando te hablo
y cuando no, también.

Aunque esta oración sea tan pobre,
quiere ser la alabanza que me brota hoy;
pero Dios, ¡quiero alabarte siempre
aunque muchas veces no me salga!

Sí Dios, nuevamente te doy gracias
por ese milagro que te pido,
lo celebro porque la Fe me lo susurra:
el milagro ya Es.

Comentarios