No cambies nunca



Varias veces nos deseamos ello: no cambies nunca y lo hacemos con la mejor intención y amor pero lo cierto es que particularmente yo, no creo en ello ni tampoco te lo anhelo.

Cada día cambiamos, es más podría afirmarte que yo no soy la misma que ayer.
La Vida misma nos sale al encuentro rozando nuestra alma de tantas vivencias. ¡Imposible quedar intacto! 
Hasta incluso cuando decidimos ser indiferentes, hemos cambiado al elegir ponernos una coraza en el corazón.

Anhelo que cambies 
tanto Dios así te lo inspire.
Sos, 
somos una obra aún no completa
que va al encuentro de Su plenitud.
Él nos va haciendo en el milagro cotidiano.
Podemos aún más 
crecer,
madurar,
ser más bellos.
Ser fiel a las pinceladas
del Creador,
eso te deseo a vos y a mí..

Comentarios