Mirar hacia atrás

Está bueno mirar hacia atrás. Mirar y contemplar. Contemplar y amar. Amar contemplando. Sólo así seremos capaces de hacerlo con memoria agradecida, de percibir tanto milagro dando vuelta que forma parte de nosotros, tanta Vida transitada, mucho recibido, todo don gratuito.



Redescubrir.
Resignificar.
Aprender.
Asombrarse. 
Perdonarse.
Agradecer.
Más. 

Contemplar en clave de amor lo caminado pero no quedarse atrás. No estancarse.
Recoger lo valioso que es unción para los pasos que vendrán.
Continuar con el corazón agradecido, haciendo de cada paso una alabanza al Creador.

Hay mucho más por encontrar.
Mucha más Vida en Abundancia que permanece atenta a nuestra llegada...

Comentarios