Vida en abundancia a tus días

Mira, yo no sé cuántos años piensas vivir. En realidad, no depende de lo que vos pienses. Pero lo cierto, es que ésta vida pasa rápido y lo que sí elegís es cuánta Vida pondrás en cada segundo.

No te distraigas con paisajes atractivos. 
Salí a conquistar los verdaderos horizontes.
Despegate de la almohada de la tristeza.
No vayas rápido.
Disfrutá del andar.
No andes quejándote por lo que está mal.
Sacudite el pesimismo.
Comunica lo bueno y bello.
Hacé tus tareas y hacelas Bien.
No esperes a que te llamen.
Sé respuesta.
Comprometete aún con aquello de lo que todos huyen.
No dejes que se oxiden tus talentos.
Da más de lo que te piden.
Da todo y no hagas inventario de ello.
Serví en cada detalle.
Date con pasión.
No esperes aplausos pero si llegan que sean para Dios.



Escucha el silencio.
No busques excusas para descansar.
Respira hondo: ora.
No temas.
Invertí tiempo para el encuentro.
Cuida a tus hermanos.
Dejate amar.
No apiles rencores.
Sé libre: elegí perdonar y perdonarte.
Amate y tenete paciencia.
Ama a todos (sí, a todos) y demostráselo.
Cree en los Sueños de Dios en vos.

Te vas a cansar, pero ese cansancio tendrá un motivo.
Vas a descubrirte frágil, pero sobre los brazos de Dios.
No te detendrás nunca, porque el Amor nunca deja de avanzar...

Comentarios

  1. hola visitando su blog, sean muy bendecidos
    Mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias Noemí por llegar y acercarte con tus palabras! Bendiciones para el Camino

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por compartir tu encuentro!