Yo prefiero vivir con Él




Una conversación sería sólo una avenida doble mano de palabras
Los problemas sólo serían escritores de miedos
El silencio sería sólo una incomodidad de la que escapar
Los muros sólo serían asesinos de libertad
Abrir el corazón sólo sería exponerse a salir herido
Los miedos sólo serían constructores de muros
Las lágrimas sólo serían un encerrarse en la desesperanza
Los caminos sólo serían fríos testigos de soledad
El esfuerzo sólo sería un desgaste innecesario 
Los talentos sólo serían tesoros juntando polvo
Los conflictos con otros sólo serían excusas perfectas para esquivar a los hermanos
El amor sólo sería una ilusión

Todo eso sería sin el Espíritu Santo. 
Yo prefiero vivir con Él. Que Él viva en mí. Que Él sea en mí...

Comentarios