10 marzo 2013

Vida monótona




Vida monótona,
aburrida,
sin sacudones,
de caminos llanos
sin subidas:
¿qué haces acá?

No tienes aquí lugar,
aquí habita Dios.
Sólo hay hospedaje
para el amor apasionado
del que va por más
y no teme que la rutina cambie
si sus raíces confían
con aire de eternidad.

Vida monótona,
aburrida,
sin sacudones,
de pasos que caminan
siempre por lo ya conocido,
sin riesgos:
¿qué haces acá?

¡Vete!
Espero no encuentres
dónde reposar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por compartir tu encuentro!

Entrada destacada

Todo es regalo

Descubrir todo lo que nos regala Dios a través del hermano es una gran invitación a dar una continua acción de gracias que se eleve a l...