Antes de descansar



Antes de descansar,
el mejor plan es siempre recordarnos
en las manos de Dios y que llegue en oración
a todos ésta bendición.
A todos los que en esta noche
la calle será su cama,
a los que la soledad querrá ser su companía,
a los que estén tristes por el miedo de que llegue mañana,
a los que no se sientan amados.
Que a todos llegue
ésta bendición de sabernos cobijados
en Sus manos de Padre...

Comentarios