Los toques de la Vida


Cada día se nos presentan en el paisaje de la vida cientos de posibilidades, pero ahora sólo me detengo en  dos: una está convencida que se conservará mejor mirando la vida detrás de la ventana. Estaremos seguros, guarecidos ante cualquier tipo de tormentas que nos intente sacudir o cambiar nuestros esquemas. Por otro lado, la propuesta consiste en abrir la puerta y dar ése paso, en el que por más que nos reconocemos frágiles, tenemos la certeza que no podemos dejar pasar la Vida escondidos de ella. Mucho tiene para enseñarnos la lluvia, el sol, los vientos fuertes o las brisas. También los distintos suelos o el charquito que durará unos días decorando salpicándonos al andar. Mucho. 

Abrirse a la Vida implica andar sin cerrojos, sin cerraduras con el corazón abierto de par en par. Claro, asusta pensar que lo más nuestro quede tan expuesto hasta incluso de salir herido, que vengan tropiezos u horizontes más desafiantes. Pero de ello se trata la vida, ¿no?. No, no se trata de salir heridos, sino de tratar con Su Gracia, de darlo todo por Amor porque Quien Es el Amor mismo, ya lo dio todo por nosotros. 




Todo toma un nuevo sentido y la verdad, prefiero sufrir por amar que no sufrir por no haber amado. Podemos protegernos, mantenernos al margen, indiferentes pero ¿dónde quedó la Vida en mayúsculas? Hay tanta Vida dentro nuestro que espera por darse y tanta Vida en nuestros hermanos que espera por "llegarse" a nosotros.

Elijo no quedar intact@ ante los toques de la Vida, y salir embarrad@, empapad@, despeinad@ porque ello significará que estoy viv@, que estoy viviend@ y que estoy creciend@ porque estoy aspirando a a amar en el Amor con el que soy creado cada día. Y es ahí donde descubro que mi fragilidad está Bien protegida por Dios.

Pero si alguna vez, llegase a ir detrás de la ventana tampoco todo estará perdido en la desesperanza porque  el paisaje me recordará el entramado del que soy parte, porque la luz del Sol traspasará los vidrios, porque la brisa se las ingeniará para colarse a través de alguna minúscula y amada hendidura... 

Comentarios

  1. Que entrada mas hermosa...hermosa.

    Mil bendiciones,un beso.

    ResponderEliminar
  2. Se multiplican las bendiciones para tu corazón!!! las lleva la Madrecita! gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por compartir tu encuentro!