El Pintor y Su obra




Si te acercas a un pintor mientras está realizando su obra,
es probable que no entiendas de buenas a primeras en lo que está trabajando.

Sucede que ahora sólo ves pinceladas, 
con distintos colores, trazos, estilos, profundidades...

Hay que "dejar hacer", 
dar libertad al Artista,
tener paciencia
y ser fieles a nuestra Esperanza 
para descubrir cuál era "La Obra".

Algo así nos pasa con nuestro Creador, 
son muchas las veces en las que no entendemos
éstas o aquellas pinceladas o
el por qué de esos colores;
sin embargo luego de un tiempo
aunque no lo comprendamos 100%
porque Él es Dios y nosotros Sus hijos,
podemos dejarnos maravillar
al descubrir que cada detalle,
cada pincelada no se ha dado al azar
sino que es parte de un todo.

Un todo que no se escapa 
del Corazón del Artista
y en donde en cada detalle 
está todo el Amor de Dios obrando...

Sabemos, además, que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman, 
de aquellos que él llamó según su designio.
Rom 8, 28

Comentarios

Publicar un comentario

¡Gracias por compartir tu encuentro!