Hoy desperté



Hoy desperté.
Al abrir mis ojos me encontré,
me encontré con un regalo esperándome.
No estaba empaquetado, 
es que no cabría dentro de una caja.
Sin embargo estaba bellamente envuelto,
cuidadosamente preparado 
desde los más mínimos detalles.
Mucho amor había en él.
Con sólo verlo me daba alegría y a la vez
sorpresa y expectativa para mi corazón. 
Se trataba de tomar valor para abrirlo
y dejarse amar.
Listo, ya lo había abierto.
Descubrí que el regalo era éste día,
no vendría otro igual,
aunque el Amor en Su creatividad 
estaría presente en cada pincelada nueva que llegaría.
Pero ese día, no volvería a repetirse
y no hay lugar para el temor ni la tristeza,
no vale la pena dejar ir una pizca de ése regalo.
Así es, hoy desperté,
abrí mis ojos y encontré un regalo esperándome.
Hoy desperté, ése era mi regalo, 
hoy desperté y era amada,
ése era El milagro
y lo seguirá siendo...

Comentarios