Oración entre mates



Te levantas y resulta que Dios ya había preparado el mate. Se sientan, se ponen cómodos, el latir es tranquilo.

La ciudad se va despertando. Van llegando la música de los pájaros, el rayo de sol se cuela por la ventana y el viento va entrando por la puerta. Todos quieren ser testigos.

Se viene un ida y vuelta de corazón a Corazón. Tu mirada se pierde preguntándose en lo que será del nuevo día, tus manos comienzan a moverse sobre la mesa  pensando en todo lo que hay que hacer, casi se sobresalta tu corazón pero el mate que llega lo apacienta. Hay mucho por hacer, pero todo a Su tiempo. Todo estará Bien.

Al tiempo te das cuenta, ¡estabas orando!

Bueno, ya es hora de salir te levantas y resulta que nuevamente Dios, ya ha preparado el mate para llevar.
Y vas, y van...

Comentarios