La neblina en la Vida


Un nuevo día ha comenzado. Te levantas, desayunas, rezas y realizas todo lo que acostumbras. Parece todo como siempre pero sin embargo no lo es. Cada día es Novedad.

Tomas tus cosas, estás listo. Abres la puerta y ahí el asombro: las nubes parecen haber bajado, no se ve claro, la neblina vino de visita y la calle parece estar jugando a las escondidas. No se ve mucho,  bastan unos metros y la mirada se pierde buscando claridad. No tardan en llegar las inseguridades, el pasado, los miedos a la incertidumbre.

Pero hay que salir, la Vida te espera, espera que La des. Y allí vas, avanzas unos metros, miras a todos lados. Descubres que para llegar hacia Tu Lugar, tienes que ir aunque hoy no veas mucho más de ti. Un paso por vez y cada vez, ves más. Otro más, y vas dejando huellas fuertes y el paisaje se va aclarando con la Esperanza y la Fe... ¡Ya VES! ¡Mira hasta dónde has llegado! ¡Mira hasta dónde te ha traído el Amor!



Comentarios