¿Vamos?



No hay nada más seguro 
que lanzarse...
... a los brazos  del Padre.
Pero,  se corre  un serio riesgo:
 el de ser santo.
¡¿ Vamos ?!

"Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto 
el Padre que está en el cielo" 
Mt 5, 48






Comentarios