Cada etapa tiene Su belleza


La vida tiene distintas etapas
y cada una tiene Su belleza,
no hay que afligirse por lo que ya no se puede hacer
sino que hay que alegrarse por las nuevas llamadas
que estamos invitados a responder.

No se trata de olvidarnos de lo que antes
nos tenía felizmente entretenidos
sino de agradecer por tanto que ello nos dio,
por tanto que descubrimos que podíamos dar
en éste Dios que Sus obras nos confió.

Mucho nos ha dado el Padre
y mucho más tiene para darnos,
Él es inagotable y así es Su bondad 
por ello es que nuestro corazón 
tiene latidos de eternidad.

Y la clave está en no anclarse 
sino en lanzarse a navegar en la voluntad de Dios,
qué Él siempre esté en la barca de nuestra historia
y nos lleve a Sus nuevas orillas 
donde ofrecer nuestro corazón

Porque Dios es eterno 
y en la eternidad siempre es hoy,
vendrán Buenas Noticias que descubrir
nuevas aventuras por la que amando seguir
es otra oportunidad de crecer en la alegría vivir.


Comentarios