Háblame de tus "sin embargo"

Háblame de esas veces que pensabas que todo caía y sin embargo descubriste con el tiempo que no se trataba de derrumbar, sino de construir una ciudad aún más grande...
Háblame de cuando querías que un "mal" día se terminase cuanto antes y sin embargo minutos después, un simple detalle  hizo de ése un día bello...
Háblame de cuando llorabas por haberte dado a alguien que no supo recibirte y sin embargo recordabas que tu dar tiene respiración de Cielo y nada de lo amado se pierde...
Háblame de la vez que eran tantas pero tantas las alegrías que no podías abrazarlas y notaste que la clave estaba en dejarse simplemente abrazar por ellas...
Háblame de la vez que te costaba tanto orar y estabas tan en lucha que empezaste a reprocharle a Dios y sin embargo así, te encontraste orando...
Háblame de cuando pensabas que ya no tenías más fuerzas y sin embargo escuchaste una voz amiga que te alentó a seguir luchando...
Háblame de la vez que estuviste frente a un desafìo y tuviste miedo y sin embargo luego te encontraste celebrando los logros porque tener miedo no significa dejarte dominar por ellos...
Háblame de la veces que el mal se presentaba atractivo y sin  embargo elegiste el obrar Bien y de lo Bien que se sintió tu corazón cuando se decidió por elegirLo...
Háblame de cuando nadie te apoyaba y sin embargo te lanzaste y fuiste por más porque tu vida se apoya en Dios...
Háblame de esos días nublados donde no veías nada y sin embargo mantuviste tu paso fiel desempañando poco a poco tu vista con el Sol del que confía y espera en aquél que Ama...
Háblame de la aparente soledad que te visitaba que sin embargo descubrías que no es tal, no hay segundo en el que tu vida esté sin Dios...
Háblame de cuando huías del silencio pero que sin embargo hallabas que el silencio tiene un gran mensaje de Dios...
Hablame de cuando tu cabeza viajaba por todos lados ante el Sagrario y sin embargo aún así encontrabas a Jesús en cada rincón de tu imaginación buscándote...
Háblame de todo lo viejo que venías arrastrando y te detenía pero que sin embargo lo ibas entregando y Dios fue haciendo nuevas todas las cosas...
Háblame de cuando anhelabas estar entre los grandes y sin embargo descubriste que la grandeza está en la humildad del que da sin peros y sin aplausos... 
Háblame de cuando sufriste y sin embargo encontraste que de éstas heridas brota el verdadero Amor que descubre la auténtica sonrisa... 
Háblame de sueños, de creer, de confiar, de esperar, de dar, de ir, de amar, de descubrir, de alcanzar y de volver a soñar con la paz de la humanidad donde cada uno encuentre Su Lugar...

Comentarios

  1. Guauuuu Hurie´s producciones???

    ResponderEliminar
  2. jajaja Milits así es, todo lo del blog pero ud sabe muy bien, que lo único que me pertenece es mi teclado( bah en realidad todo se nos ha sido dado jaja!!)pero la pc está en el Espìritu Santo... ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por compartir tu encuentro!