Que la Vida avance en internet

Estamos en el siglo 21, año 2011, la tecnología ha avanzado a pasos agigantados y ello es brillante. ¡De cuánto es capaz el hombre cuándo se lo propone y de cuánto más si trabaja en equipo! ¡Cuánto esfuerzo multiplicando y acrecentando los saberes! 
Pero en éste sendero encontramos una frontera: de un lado todos los beneficios que consigo ellos traen; al otro extremo cuando éste avance trae como consecuencia un retroceso del tesoro más grande que tenemos: la Vida.
Se supone que éstos avances son para custodiar, abrazar y amar más la Vida. Sin embargo, muchas veces en el camino confundimos y llegamos dónde no queríamos llegar. Y a veces nos atrae éste lugar, y nos conformamos, nos quedamos, retrocedemos.
En varias ciudades se celebra el "Wi Fi público". Y no hay nada de malo en ello, permitiendo un mejor acceso al mundo digital y tanto bien que puede dar.
Sin querer ser negativos, casi siempre encontramos "peros" verdad?. Navegando, encontré ésta foto que podrás divisar. Me asusta, me entristece. Y me pregunto: ¿qué nos ha pasado? 
Éstos avances han provocado pasos para atrás en el común de nuestras vidas y te lo comparte alguien que encuentra en el mundo digital un espacio real donde encuentra corazones que laten en busca de eternidad, un espacio lleno de ventanas a hermanos sedientos de Dios, un espacio lleno de puentes para llevar a Jesús a sus latidos y para que Él llegue a los míos. ¡Uf, cuánto Dios me ha dado a través de internet! Dios está en internet y nosotros, respondiendo al llamado de nuestro Santo Padre tenemos la misión de ser "otros Cristos" ( http://www.oleadajoven.org.ar/dar_article.php?article_id=1579 )
¡Me encanta saber que cuando Jesús enviaba a sus discípulos a evangelizar, ya pensaba en las redes sociales:"Vayan por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia a toda la Creación" (Mc16, 15)!  
Y a la frontera la cruzamos cuando pasamos nuestro día absorvidos por internet. Y ahí en éste avance, retrocen los mates con tus amigos, los compartires con tu familia, tu estudio se distrae, tu mirada se pierde en ver la vida de los otros, la oración se debilita, la Biblia toma tierra, la Eucaristía te busca y "no estás", y se te va el día, y se te va la Vida. Bello es saber que la Eucaristía te espera siempre, y no se cansa, no... no se cansa.
Aquí no me gusta ésta foto, no me gusta ver a tres niños en la misma vereda pero tan lejos entre sí, no me gusta verlos "serios", no me gusta verlos en otro mundo. SÍ me gusta verlos sucios con tierra, sí me gusta escucharlos reir, sí me gusta verlos jugar a la pelota, sí me gusta verlos despeinados de tanto corretear, sí me gusta verlos charlar con sus padres...!!!
Internet es un medio, es un instrumento. La decisión del "cómo" utilizarlo está en cada uno. Vos elegís si en éste avance de la tecnología dejás que ella te robe tus tesoros, o por el contrario en éste avance tenés aún más firme la bandera de la Vida: ¡que la Vida avance sobre internet!

Y escuchando los ecos del Maestro, dejá que estas Palabras de Vida resuenen en vos y en tu Voz: 
"Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de los cielos es de quienes son como ellos"
(Mt 19,14)



(En la escuela de la Vida, cuando uno predica, al primero que se predica es a uno mismo)

Comentarios

  1. Estoy de acuerdo con lo que escribis...Coincido mucho... me quedo con esta frase: "Se supone que éstos avances son para custodiar, abrazar y amar más la Vida." Gracias!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por compartir tu encuentro!