22 julio 2011

Se buscan valientes


Se buscan valientes que no den tantas vueltas para decir que creen en Dios
Se buscan valientes que se sumen las 24hs en la aventura de aprender a amar
Se buscan valientes que cada día intenten crecer aunque muchas veces ello significa que algo dolerá
Se buscan valientes que den el asiento en el colectivo sin mirar si alguien se levanta antes
Se buscan valientes que detengan su rápido andar para escuchar a quién lo necesite
Se buscan valientes que se animen a pedir ayuda
y a  recibirla
Se buscan valientes que se rían de sí mismos cuando se equivocan
Se buscan valientes que sean capaces de invitar a un amigo a orar juntos
Se buscan valientes que en medio de un desierto no dejen de buscar el oasis
Se buscan valientes que caminen dando pasos fuertes pero con la mirada puesta en el Cielo
Se buscan valientes que se acepten pequeños con un Dios grande
Se buscan valientes que encuentren el Cielo en cada detalle
Se buscan valientes que se den más sin esperar aplausos
Se buscan valientes que abracen el perdón tanto para darlo como para recibirlo
Se buscan valientes que no se conformen en la comodidad sino que van por más
Se buscan valientes que sonrían aunque el día haya pintado nubes
Se buscan valientes que vuelvan a creer en aquellos que le han fallado
Se buscan valientes que no se oculten en la indiferencia, sino abran sus manos para dibujar el Sol
Se buscan valientes que no hablen de más, sino que traduzcan su amor en obras
Se buscan valientes que recen antes de pensar
Se buscan valientes que den las gracias sin ataduras
Se buscan valientes que muevan a los tristes a los rayos del Sol
Se buscan valientes que intenten que sus palabras sean tan profundas como el silencio
Se buscan valientes que descubran en un río no una división, sino lo que une dos ciudades
Se buscan valientes que derriben muros y construyan paz
Se buscan valientes que alimenten su vida con la Eucaristía
Se buscan valientes que sean Evangelio
Se buscan valientes que sueñen y vayan por sus sueños
Se buscan valientes que descubran la vida con la intensidad de un niño
Se buscan valientes que quieran ser santos
No busco más, ¡porque en VOS los encontré!

20 julio 2011

¡Amistad!


"Un amigo fiel es un refugio seguro: el que lo encuentra, ha encontrado un tesoro" Ecli. 6, 14

A medida que uno va creciendo, las huellas de lo vivido y la sorpresa de lo nuevo van alimentando la mirada del corazón. Pienso cuánto han cambiado mis paradigmas, mis ideas. Cómo la vida me fue llenando de Vida, y fue enseñando el tesoro de la amistad. Antes, consideraba que los amigos podrían ser sólo uno o dos... Hoy puedo asegurar con fe, que gracias a Dios no es así. Y cuando pensaba que ya mucho Dios me había regalado, me sorprendió una vez más con un torrente de nuevos amigos, todos tan parecidos y a su vez cada uno con sus cualidades especiales y bellas. Verdaderas amistades fundadas en la oración, que se unen y santifican en cada Eucaristía, que crecen y ven lo bueno de las redes sociales y todo de las nuevas tecnologías como puentes que dan pie al ida y vuelta de corazones. Hasta los kilómetros pierden fuerza, porque nuestra amistad fundada en Cristo se une en el Espíritu. Claro, no son pocas las oportunidades donde nos reunimos en un gran y cálido abrazo, entre mates y canciones bajo un Cielo azul.
La amistad es un don tan maravilloso que no existen palabras para definirla, sólo latidos que abrazan vidas. Y mi vida es más bella con la presencia de mis amigos. Mi vida se levanta para luchar, mi vida encuentra refugio donde descansar, donde soñar, donde tomar fuerzas para la próxima aventura...
Sé que sin ellos no sería la misma, porque son bendiciones para cada rincón de mi vida, para cada paso y en ellos encuentro mi Vida, me lleno de Vida, en ellos encuentro el Cielo...

Amigos, los amo y bendigo en nuestro Gran Amigo... Él creó la Amistad, vivámosla siempre en Su Corazón!


Entrada destacada

Todo es regalo

Descubrir todo lo que nos regala Dios a través del hermano es una gran invitación a dar una continua acción de gracias que se eleve a l...