Quejas o sonrisas


Hoy me detuve a pensar en cómo vivimos nuestro día. Lo disfrutamos, padecemos o simplemente lo dejamos pasar esperando el mañana? Cada día está en nosotros la decisión de cómo vivirlo: suele pasar de que por el hecho de no haber tenido un buen descanso consideramos tener la autorización para en ése día estar de mal humor y guarda con acercarse a uno, o esos días en los que parece irnos todo mal a nosotros y a nadie más en el mundo y como protesta no paramos de gritar, de enojarnos y molestar.

Pensaba en hacer una especie de anotador para mi casa, veré si es sólo para mi o si invito a mi familia a sumarse a éste desafío. Consistirá en una simple hoja con dos columnas: por un lado "veces en las que me quejé" y por el otro "veces en las que sonreí" para ir completándolo durante o al final del día. Claro que me/nos interpelará y mucho: me he pasado el día quejándome de él como si fuese un error del almanaque o por el contrario lo he encontrado como un día lleno de oportunidades para sonreír?...

Valdrá la pena hacerlo, cada día es un regalo inigualable, cada día es una especie nueva de flores cuya belleza espera a ser descubierta y no quiero que "se pase", quiero disfrutarla, quiero amarla para así poder darla...darLo.
Será una ventana que me ayudará a conocerme más para que con Su gracia espero me lleve a crecer y llegar al día que tantas sean las sonrisas que ni recuerde la otra columna de quejas...
Cada uno tiene el pincel para pintar y embellecer cada día... y en los días "bajones"? que tu pincel  y creatividad se engrandezcan !!! se puede? Sí, todo en Jesús se puede!!! UP!


Allí voy... ¡AbRo Mi VeNtAnA!

!

Comentarios