...qué locos son mis días, qué días locos!


La verdad no sé si es bueno y hasta a veces asusta vivirlos así.
Los vivo muy intensamente tratando de exprimirlos hasta sacarle todo el jugo. Cómo da vueltas la vida! Al comienzo de mi caminar con Cristo, tal vez eran un par de pinceladas fuertes en el mes y las revivia una y otra vez. Ahora por gracia de Dios son muchas más, cada vez más grandes y bellas. Pero extraño el poder revivir más profundamente esas pinceladas fuertes.
Son muy movidos en cuanto a actividades. He aprendido a decir que "no" a propuestas tal vez por un gran sí.  La oración es la clave.  
Trato de no correr, pero son muchas las veces en las que lo hago literalmente.
Aún así intento tener mis "oasis" diarios aunque muchos no los entiendan. Ay mis benditos tiempos, entiendo que sea dificil "entenderme". Necesito aunque sea ésos minutos de despegarme y volar y no pensar en lo que aún falta hacer.
Ya podría decir que el corazón late a un ritmo distinto, y en ocasiones demasiado fuerte.
Vivo el hoy, casi nunca sé qué será de "mi mañana". Últimamente me cuesta mucho planificar a largo plazo, pero es necesario y sabio hacerlo y mejor hacerlo con el Amigo Espíritu Santo.
Sólo le doy la llave a Él para que vaya abriendo el camino y me dé Su Gracia para descubrirlo un día a la vez. 
Trato de vivir fuertemente el Hoy construyendo los Sueños de Dios en mi que están llegando.
Él es el Arquitecto de mis días, y en Él confío.
...qué locos son mis días, qué días locos!


Comentarios

  1. que lindo !! q bueno ser contemporanea de esta "historia de un alma virtual" cuanto hay de cierto en todo lo q decis, q necesario es hacernos nuestro tiempo praescuchar los pasos del q camina a nuestro lado y todo lo q nos dice en ese camino :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por compartir tu encuentro!