sábado, 13 de agosto de 2016

¿Estás?



Cuando estás con tu familia, amigos, compañeros: ¿estás?. Más allá de lo físico, ¿estás?. A veces estamos sin estar, a veces estando permanecemos ausentes. Nuestros pensamientos divagan en lo que no hicimos o en lo que viene después y nos perdemos de ése tiempo tan preciado que se nos regala, ésos instantes providentes que nos revelan lo bello del hoy. No sólo palabras, sino gestos, miradas, silencios que comunican Vida.
Volvamos, que regresen nuestros latidos y pensamientos, que estemos completamente con el hermano, que allí se nos dona sagradamente en ése encuentro. Si lo demás nos tironea, lo hagamos oración y que se eleve a las manos del Padre. Disfrutemos.

¿Por dónde andan tus sueños?

Hoy pensaba en los Sueños,
en los tuyos, en los míos, en los de Dios.

¿Por dónde andarán?
¿Acumulando polvo?
¿Escondiéndose para que nadie se entere de ellos,
 tampoco nuestro hoy?

Los sueños con frecuencia vienen a romper esquemas,
corazas en las que nos hemos envuelto.
Anclarse en lo seguro parece lo más lógico
en el mundo de achicar lo más posible los riesgos.




Hemos aprendido a calcularlo todo,
a que nada se escape de nuestro control
pero hemos olvidado confiar.

También cuando llegan,
vuelve ese brillo a los ojos 
ese "no sé qué" que nos recuerda lo único que somos,
todo un simbronazo que nos despierta a la novedad de la Vida.

Dios, 
susurranos al corazón Tus Sueños,
que los Tuyos sean los nuestros,
que los hagamos realidad con Vos.
Amén

El Amor nos pone en movimiento

La humanidad necesita de vos
y cuando pases ante la mía,
quédate, por favor.

Con tu sí en un chasquido 
se desvanece la mentira 
de que todo es malo
de que nada bueno puede salir de la tierra herida.

Tal vez parece que nadie se pone en tu lugar
y desgastan tus latidos ser siempre vos quien se mueva
pero no dejes de mostrarme que el amor nos pone en movimiento para obrar.




Y ese movimiento nos lleva al hermano
y salta los muros que nos separan,
que la vida es para eso, para encontrarse en Sus manos.

No escondas tus lágrimas desilusionadas,
tu fragilidad es un tesoro de fortaleza
y tu fatiga no es vana sino bienaventurada.

No te canses de amar
pero si te cansas,
no olvides reposar en Quien te ama de Verdad,
y ello te baste
para con Su Gracia,
volver a empezar.

Para esos días

Dios, no ha sido un día fácil
las horas han interrogado mis pasos
y han quedado en tristeza paralizados.

Un espejo me ha acusado
y me ha echado en cara todo lo que no he logrado,
lo que ha mis ojos he hecho mal.

Es difícil estar fastidioso con alguien,
más si estás con él todo el tiempo,
pero ¿ y cómo se hace cuando ese alguien es uno mismo?

Duelen los latidos cuando las voces
resaltan lo que perdí, 
las veces que no creí,
lo que dejé pasar.



Sin embargo, 
en un Amor inexplicable,
seguís eligiéndome
y por ello quiero presentarte esos fracasos,
tómalos y redescubrime bienaventurado
Haciendo Nuevas Todas Mis Cosas.

Renova las posibilidades,
resignifica lo recorrido,
hacé fecundo incluso éste día,
que tanto necesita acurrucarse en Tu Esperanza.

Amén

domingo, 10 de julio de 2016

Corazón permeable



Un corazón permeable a Tus latidos te pido Dios,
que se conmueva por la vida del hermano,
que tal vez no recuerda el milagro que es
o soy yo el que ha dejado empolvar tanto regalo.

Que mis pasos se hagan eco de los suyos
de tal manera que llore sus lágrimas
y que mis alegrías las comparta sin restricciones
y las haga de él.

Tal vez su hoy se ha estancado en fotos viejas,
y teme salir de allí,
no sabe cuántos paisajes están velando por su llegada,
todos Tus Sueños en él están vivos.

Por eso, que no siga de largo,
ni esté pendiente de la hora,
que celebre el encuentro
y bendiga el momento.

Que la Vida es una cita,
para encontrarnos y celebrarnos,
ver nuestras historias por Vos entrelazadas y
arrimarnos al fogón de sabernos hermanos.

miércoles, 6 de abril de 2016

Prefiero



Cuando planeo las cosas a mi modo
en un chasquido,
se desmorona mi frágil todo.

Prefiero escucharte,
que me susurres,
y me cuentes del Sueño del que me hiciste parte.

Si voy por mi lado,
mis elecciones dilatan los pasos hacia el horizonte
y en mis pensamientos me siento acorralado.

Tus Promesas en mí están,
elijo Tus Planes,
preferirte a Vos es mi plan.

martes, 5 de abril de 2016

Abrazando al niño que fui



A veces en la Vida,

tenes una cita con aquél niño

que una vez fuiste.


Suena raro,

incomoda un poco,

tal vez bastante,

es extraño que ésto suceda.


Pero sucede,

y tu hoy se encuentra con ayer,

parece que hay cosas que resolver.


Molesta más,

dan ganas de irse 

y mirar hacia otro lado.


Pero vos niño seguís ahí,

¿cómo permanecer intacto?

así que te acercas tímidamente,

de a poco,

mirando alrededor,

no queres asustarlo,

... asustarte.


Lo contemplas y te asombras

ocurre lo inesperado 

cuando ves lágrimas que recorren su rostro,

que le duele el corazón.


Muchas preguntas llegan a tus latidos

y angustia e impotencia,

estás enojado.


En Él descubrís  heridas abiertas

que hasta hoy te dolían y demolían tu plenitud,

algunas partes de tu ser estaban resquebrajadas

y aturdidas de miedos

que hacían que no seas bellamente vos,


Pero aceptaste la invitación,

te encontraste con vos,

y descubriste que el artífice de todo ha sido Dios,

ves Su mano llevándote con suma delicadeza en el Amor,

nada ha sido brusco ni forzado.


Te enteras que en esa circunstancia en el que eras herido

Él estuvo,

que no estabas sólo,

que recogía tus lágrimas y las atesoraba,

regando con ellas las alegrías que hoy celebrarás,

luego de éste abrazo que ese niño necesitaba aquella vez

y que hoy, regalarte podrás.


Y Dios, te sanará.

Te puede interesar...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...