01 marzo 2017

¡Vamos que podes!



Tan importante como necesario es que alguien "eche fichas por vos", que te recuerde que Dios te ha hecho capaz, que vivirlo requiere ponerse en movimiento y para ello, confiar. Que te invite a dar el paso de hoy pero respetando tus procesos y tu camino recorrido, sin forzar tiempos y sin irse, tomando una oportuna pequeña distancia, no de "adiós" sino de que cree en vos, así como los padres "sueltan" a su hijo para que éste pueda aprender a caminar. Cualquier cosa que pase, estará ahí. Todo estará Bien.

Y andando, descubrir que en la inmensidad Dios no te pierde de vista, que va con vos de aquí para allá, alentándote: ¡vamos que podes! Como diría un santo sacerdote "sos una idea cariñosa de Dios" para la humanidad y Él no tiene asunto más importante que hacer que amarte y amándote, velar por vos. Y te enteras que a tus inquietudes las hace Suyas y quiere cobijar tus latidos con Su Paz. 

Ya nada es tan imposible, tan difícil de alcanzar, de aprender. Se van desarmando las corazas con un Dios que es Papá, que se comunica con vos cada instante, en tu lenguaje, con tus modos tan únicos e irrepetibles, pero que sobretodo elige la voz con predilección de tus amigos y hermanos.

Y así, atravesaste la avenida de las inseguridades de la mano de la confianza, porque Alguien antes, creyó en vos. Creíste, pudiste, creciste.

24 febrero 2017

Desplegando el corazón


Responder al llamado de "ayudar" al hermano es un gran paso pero antes de desplegar el corazón y obrar, resulta imprescindible siempre orar, discernir el llamado de Dios y acompañar delicada y humildemente, haciéndonos la idea de que Él tal vez quiera hacer palpable Su Presencia a través nuestro, no porque seamos más fuertes, más experimentados, más sabios sino porque a través de nuestra fragilidad se trasluce aún más Su Rostro de Papá.

Él o ella, está sufriendo, está herido. No necesita imposiciones, ni lo que "funcionó con otros" o que les demos las respuestas del manual.

Así como cada hermano, cada dolor es único y es una escuela dadora de Vida, aunque nuestra pequeñez se resista a creerlo.

Fórmulas como "ya va a pasar" tal vez intenten salir, pero lo cierto es que ahora "está pasando" y basta sólo "estar", pero estar verdaderamente, con "todo de mí" allí y que Dios haga de nuestra presencia un acompañamiento bienaventurado.

Se trata de "tierra sagrada" en la que no se debe entrar abruptamente forzando la tranquera, tranquera que nos recuerda que si nos atrevemos a acercarnos, es para hacernos Uno, es para latir la herida del otro que es mi hermano. Y en espera fecunda, clamarle a Dios que nos sane.

13 febrero 2017

Cinco minutos



Gracias Dios, por aquellos "libres" que aún en medio de muchas cosas por hacer, nos regalan 5 minutos y se detienen para saludar. Seguramente, conoces a varios de ellos, suelen decir "sólo paso a saludar" y es la llave que nos recuerda que la Vida es encuentro, siempre, también en medio de papeles, celulares y un reloj que nos corre. 

Uno quisiera que lleguen antes o se queden más, pero sin embargo, es lo que hoy pueden dar y se hacen el tiempo y ... se dan: ¡bendito paréntesis! No siguen de largo, reconocen la posibilidad de hoy, saben que ésta vez no se trata de la cantidad, sino de la intensidad de un saludo hecho abrazo, de una sonrisa que dibuja otra, de dos días que convergen.

Como en un reloj de arena, que a medida que transcurren los segundos se va llenando "lo vacío", así son estos cinco minutos: colmados de Vida.


07 febrero 2017

Con spoilers



Que desazón cuando nos anticipan algún detalle de la trama de un libro, película o serie, ¿no? Aunque la curiosidad pueda en ocasiones estar dando vueltas, buscamos disfrutar todo el recorrido de los capítulos, cada detalle de las escenas, dejándonos envolver y conquistar por la historia y sus personajes.

Pues bien, en la vida no tenemos "spoilers". Cada día contamos con la oportunidad de dejarnos sorprender por una Vida que "se va haciendo", que se va construyendo con nuestros pasos y donde vamos "naciendo" cada instante, porque es Dios el que nos convoca a vivirla en toda su intensidad, amplitud, profundidad y trascendencia.

Pero sí tenemos algunos anticipos necesarios para latir el Camino como que no vamos solos, que descubrirse pequeños está bueno, que somos bienaventurados, que se trata de buscar el "nosotros", que somos regalo, que Dios es Papá, que Él hace todo nuevo, que saberse amados es la Mejor Noticia (que nos salva) y amar la mejor respuesta y que somos protagonistas de una historia de Amor Absoluto.

02 febrero 2017

Latidos


Dame, Señor, latidos apasionados
que celebren la novedad de cada día,
que vivan en Vos sus tareas,
que te ofrenden sus lágrimas y alegrías.

Dame, Señor, latidos confiados
que depositen en Tus manos lo que viene,
que se arrimen aún más a Vos en las preocupaciones
que se dejen guiar por lo que Tu Providencia reservado tiene.

Dame, Señor, latidos libres
que de lo seguro y conocido se animen a saltar,
que no lo opaquen los miedos,
que vivan en Tu Presencia que siempre va a estar.

Dame, Señor, latidos inquietos
 pequeños y frágiles pero también por ello bienaventurados,
luchadores de horizontes propios y de otros,
que se dejen alzar por los hermanos cuando están cansados.

Ya al crearme me diste, Señor, un corazón
te pido ahora Tus latidos,
y es que en Tus brazos me hallo a salvo,
y  sabiéndome amado mi vida cobra sentido.

Amén

30 enero 2017

Isaías 43, 4


No son la cantidad de "me gusta" del facebook  ni los retweets del twitter, tampoco las suscripciones en el canal de youtube.  No son la cantidad de aplausos ni los halagos. No son los títulos ni la trayectoria en el currículum. No son los éxitos ni el cargo en la empresa. No son las recomendaciones de otros ni las cimas alcanzadas. No es la etiqueta en la ropa ni el modelo de auto o celular.  No es nada de ello, es  TODO el Amor de Dios el que te define. No son tus méritos, es Su regalo. Punto. 


26 enero 2017

Estamos "de acordes"


Él subió al colectivo con una guitarra cargada tanto de canciones como de esperanzas y anhelos, de miradas llenas de historias, de plazas y cielos.

Estábamos de regreso, mientras desde la ventana dilucidábamos que el movimiento de la calle tenía otro ritmo, más tranquilo, más lento; la ciudad se apaciguaba.

Y así, minutos más tarde, los acordes comenzaron a desplegarse por todo el colectivo. Algunas frases empezaban a resonar diferente mientras tratábamos de recordarla para luego buscarla y volverla a pasar por el corazón.

Fue así que un viaje común dejó de serlo; nos descubrimos que ya no estaba "cada uno en lo suyo", sino que era algo "nuestro" gracias a la música y a su dador.

25 enero 2017

Disfrutarte


Disfruta de vos
cuando reís con esa carcajada tan particular.


Disfruta cuando estás emocionado, cuando se te eriza la piel
porque la Vida no te resbala.

Disfruta cuando tu corazón late sereno o 
tal vez a un nuevo ritmo,
es el Amor que bombea.

Disfruta de aprender cuando te equivocas, 
de que se te renuevan las chances para volver a intentar.

Disfruta de tu corazón inquieto
que no se amolda en lo ya conocido 
sino que se anima a lo nuevo bendecido.

Disfruta cuando estás quieto sentado en la vereda o
en movimiento hacia algún lugar.

Disfruta de querer chapotear en un charco o 
de quedarte boquiabierto contemplando las estrellas.

Disfruta cuando tenes que esperar
despojando de quejas y llenando de fecundidad ése tiempo.

Disfruta de no poder sólo, 
de necesitar de otros,
de ser providente para los demás.

Disfruta de vos, 
que sos único, 
soñado y
original.

¡Hacete cargo del don que sos!
No hay otro igual:
¡sos auténtico!

Disfrutate como regalo y
viví con corazón agradecido,
así podrás disfrutar plenamente de los demás.


24 enero 2017

Volver a creer


Padre, varias veces ando por mi cuenta
y deambulo en pensamientos que apabullan mi alegría.

La preocupación saquea los buenos momentos
y disfrutar plenamente se hace difícil.

Temo quedar a mitad de camino del sueño que soy para Vos,
sin llegar nunca a florecer.

Me atormenta ser un proyecto que no llegará a realizarse,
que caducará en la espera.

A veces todo ésto pasa con celeridad,
pero en otras se queda más tiempo.

Y aunque se vaya,
sólo es posponerlo porque volverá.

Me he puesto en el centro de mi vida
y te he corrido de lugar.

Olvidé que no se trata de mis fuerzas
ni de presentarte méritos: sos mi Papá.

Volver a creer,
es la cita que me ofrecés:
asistiré.

09 enero 2017

Acoplándonos a la novedad de Vida


A veces extrañamos tiempos pasados, nuestros ojos se emocionan y añoran lo vivido. Pero aquí nos salen al cruce dos opciones: vivir en el ayer, anclándonos al pasado o dar gracias por ello y zarpar hacia el océano de novedades, re-inaugurando la vida, abriéndonos a nuevas posibilidades que Dios nos quiera regalar. 

En Dios, aburrirse no está en los planes, Él puede y quiere renovarnos la mirada sobre momentos, actividades, situaciones cotidianas que antes tal vez, nos pasaran desapercibidas pero que en realidad, siempre han estado a la espera de que nos dejemos alcanzar por su intensidad de Vida en Abundancia. Volver a gustar el sabor de latir.

Si elegimos la primer opción, paz ... que Dios nos espera y lo hace con nosotros. Su Amor no tiene vencimiento.

El peligro de no arriesgarse


Los niños mientras más pequeños menos conscientes del peligro son. Ésta fue la conclusión a la que llegamos al contemplar cómo uno de ellos se subía a su juguete con ruedas para alcanzar otros. Y uno se agarra la cabeza viendo lo que puede llegar a pasar, mientras nos acercamos tratando de disimular nuestro temor para poder salvaguardarlo.

Pero ésta situación me trae como boomerang una pregunta: ¿no será que "los grandes", en ésta etapa de la vida, nos enfocamos demasiado en los peligros? Donde tal vez ésto nos lleva a conformarnos con los "juguetes" que tenemos a nuestro alcance desvaneciendo los intentos cargados de esperanzas que nos permitirían crecer... Pregunta.

08 enero 2017

Estrella fugaz



Contemplando el Cielo, vislumbré una estrella fugaz; fugaz pero no por ello menos profunda. 

Como sucede varias veces, nadie más la vio; es como una cita sorpresa que nos conecta con ese brillo en los ojos de los que sueñan.  Es que la estrella despertó en mí esa "magia" de pedir un deseo en segundos.

Sí, creo en Dios y Él es de lo más creativo para comunicarse con nosotros y se expresa en "nuestro" lenguaje, aquél que nos capta la atención. Tal vez no entendamos, pero sí seremos capaces de recibirlo y en la escuela de María, acogerlo en el corazón.

Resulta inevitable invitar al compartir a los Reyes y a aquella Estrella que los condujo hacia Jesús.

Son instantes inesperados que nos provocan a poner en palabras aquello que anhelamos, pero en la intimidad, pronunciadas por el latido del corazón.


Y vos, ¿qué pedirías? Shhh, corazón adentro lo sabrás...


05 diciembre 2016

Vida es encontrarnos



Hay momentos que tienen eco toda la vida, que hacen que el compás del reloj se mueva distinto. Se trata de que mientras vamos aprendiendo a caminar, nuestras vidas se van poblando de rostros hermanos y amigos que nos anuncian que la Vida es Encuentro. 

Así los pasos van descubriendo ese puente que desde siempre nos unió aunque no lo supiéramos, mientras se escucha ese latido a latido que suena al unísono. Y el horizonte se amplía, el Amor fraterno es contundente. Las escenas de lo cotidiano se ven habitadas por un soplo suave que sana viejas heridas, por abrazos que cobijan tiempos de soledad, por miradas que izan la bandera de la Esperanza en nosotros. Simplemente, ponen su corazón en aquellos rincones donde la Vida había dejado de bombear.

Ellos son regalo, son belleza de Dios para nosotros y para todos, por ello aunque los Sueños tracen para más adelante o ahora otras rutas, agradecemos el sabernos hermanos, el que llegamos para quedarnos, y aunque la distancia a veces estruje un poco, ambos celebramos que corazón adentro, nuestros latidos, uno en el otro siempre encontrarán  hogar.


08 noviembre 2016

Amar es confiar



En el mundo resuena una frase que dice "no confíes en nadie, sólo en Dios"  sin embargo, hay un Espíritu de Vida que avanza y trae otra propuesta refrescando el llamado a tejer lazos de fraternidad, a ser Uno, a latir en comunidad.

Se nos hace irresistible la invitación tan simple como desafiante, siempre acompañada por la Gracia: consiste en confiar primeramente y siempre, en Dios Quien nunca defrauda pero también, en Él y por Él, confiar en el otro que es mi hermano. Confianza construida con los pies en la realidad en cuanto a vivirla no sin contemplar también la humanidad de mi hermano, que es pequeña, débil y frágil que muchas veces se equivoca pero humanidad a la que Dios abraza en sus intentos.  

También somos ése "otro", también somos "hermano" para los demás y más de una vez, como diría San Pablo "no hacemos el bien que queremos, sino el mal que no queremos" (Rom 7, 19). Pero si Dios que sabe mejor que yo todo lo feo que hay en mí,  que sabe el motivo de los días que vivo mal, sigue depositando en mí Su Esperanza, ¿cómo no ser eco de su Fe en nosotros? 

Amar es arriesgarse, es saber que muchas veces saldremos heridos y hasta con el corazón desgarrado pero preferible sufrir por haber amado que por no haberlo hecho. No va con Cristo el amar a cuotas, reservando latidos, sino el amar por entero, confiando lo mejor que me salga, cueste lo que cueste y si llegan lágrimas, habrán valido la pena, porque lo amado no se derrocha, siempre es fecundo y no deja de obrar el Bien en el mundo. El Amor se abre camino, la Vida entra en toda Su amplitud y profundidad y no llega sin FElicidad.

Confiemos en el otro, por algo Dios nos hizo hermanos.

07 noviembre 2016

Cuando estés, estoy

Estábamos por salir para realizar quehaceres pero aún me faltaban detalles por preparar. "Cuando estés, estoy", me dijo y puedo decir, me regaló. Ésta frase está forjada desde el Amor, no buscó apurarme sino que supo respetar mis tiempos, esperarme, sin brusquedades ni impaciencias y sobre todo, sin irse.



Jesús, enseñame a caminar con mis hermanos,
a velar por Tus Sueños en ellos,
a custodiar sus pasos tan llenos de promesas
que bombean tantos intentos.

Mostrame cómo ser cobijo fecundo
en sus pasos en falso, 
en sus tropiezos,
y en sus saltos.

Contame sobre respetar sus ritmos:
ni forzar corridas ni retrasar la aguja del reloj,
tan sólo el que hoy puede.
ése será siempre el mejor.

Ayudame a andar saltando charcos
o traspasar nieblas,
a esperar sin irme,
 mientras la Esperanza nos puebla.

A que crea en que ya no se trata de ellos ni de mí,
se trata de Vos Jesús, en medio
regalándonos un «nosotros»
que atraviesa todo miedo.

Amén

Kilómetros de amistad



No es que no importen los kilómetros que nos distancian a diario,
ni que no pispeemos las agujas del reloj
y seamos indiferentes a las hojas del calendario.

¡Sí que cuesta! y muchas veces duele,
y uno se empaca con ésta circunstancia
mientras es ardua la lucha para que la tristeza no se cuele.

Pero Dios no permite que los latidos se estanquen,
y si lo dejamos, ya no nos pisotean las distancias ni los tiempos,
y los lazos de esta amistad por Dios soñada se fortalecen.

Se trata de que vos allí y yo aquí,
aunque a simple vista, en distintas veredas andamos
las recorremos unidos en un mismo latir.

De que estamos a la distancia de una oración,
de que uno vive por lo que late en el otro
y vivimos en un mismo Corazón. 

Una posibilidad distinta 
de estar, sostener y cuidar 
con un Amor en Cruz sin medias tintas.

Y nos resulta inevitable aceptar la invitación,
cuando es el Dios de la Vida Quien nos ha encontrado
en una historia amada en Comunión.

25 octubre 2016

Regalar tiempo

Es curioso que aquellos que no suelen leer libros durante el año, hayan respuesta en que carecen de tiempo y sin embargo, aquellos que sí, sostienen que "se hacen el tiempo".

Podemos deducir que somos nosotros los que en libertad, elegimos cómo vivirlo.

Hoy ha sido un día donde varios amigos y hermanos, me han regalado su tiempo. Estando como todos, con muchos quehaceres, han hecho un paréntesis haciendo posible, el encuentro. Y así los minutos conquistaban hondura, pincelando sonrisas, miradas, silencios y mates. Tan simplemente bello, tan fecundo.

¡Regalar tiempo es regalar Vida! Es elegir que los latidos resuenen junto a aquella persona, es abrirte a la posibilidad de no volver a ser el mismo luego del ida y vuelta de corazones.

A Dios gracias a todos los que me han regalado su tiempo, tiempo que aunque aquí es "finito", durará para siempre porque gestado en Él, tiene ecos de eternidad.



Eclesiastés 3, 9-14
"¿Qué provecho obtiene el trabajador con su esfuerzo? Yo vi la tarea que Dios impuso a los hombres para que se ocupen de ella. El hizo todas las cosas apropiadas a su tiempo, pero también puso en el corazón del hombre el sentido del tiempo pasado y futuro, sin que el hombre pueda descubrir la obra que hace Dios desde el principio hasta el fin.
Yo comprendí que lo único bueno para el hombre es alegrarse y buscar el bienestar en la vida. Después de todo, que un hombre coma y beba y goce del bienestar con su esfuerzo, eso es un don de Dios.Yo reconocí que todo lo que hace Dios dura para siempre: no hay que añadirle ni quitarle nada, y Dios obra así para que se tenga temor en su presencia"

07 octubre 2016

¡Demos gracias!


Una vez me invitaron a hacer un listadito de Acción de Gracias diario. El listadito se transformó en renglones interminables. ¡Así descubrí cuán bendecida era! Tanta maravilla de la Buena rodeándome cambió la mirada de mis ojos que antes sepultaban a los días aparentemente feos, como olvidables.
Una vez me enseñaron y siempre lo sigo aprendiendo.

Sin Vos, no puedo

Jesús,
busqué tantas veces pero no encontré,
intenté más pero no lo logré.

Cansado,
ya no quise encontrar
desahuciado,
desistí de alcanzar.

Se había hecho de noche,
y mi Fe no hallaba Tu rastro,
Tu Rostro.

Pero viniste a mi encuentro
y Tu Presencia acarició mi angustia.

Si me lo dices,
iremos a lo hondo,
exclamé.



Llega Maestro, a lo profundo de mis anhelos,
a los rincones de mi ayer que necesitan descubrirse entre Tus brazos,
a mis preocupaciones que desparraman miedos.

Ayudame a lanzarme al caudal de la Vida,
que Tu red reciba y me sostenga en mis inseguridades,
y en Tu Palabra resucitará mi Esperanza.

Aunque la historia me eche en cara los fracasos,
con Tu Gracia, también echaré pero las redes.

Que sin Vos no puedo,
sin Vos, no quiero.
y así mirar lo pequeño posible,
porque creo en lo que Vos ves.

28 septiembre 2016

Encuentros que nos acompañan

Que lindo es cuando se queda impregnado en uno el perfume de con quien te fundiste en un abrazo, o tarareas la canción que él o ella estaba cantando o sonreís recordando la pícara anécdota que te compartió, allí, en el remolino de tu trajín cotidiano. Como signos sensibles nos anuncian de que aunque hayan sido segundos, esos encuentros prevalecen mucho más y uno los lleva consigo latiendo.



Espíritu Santo, Dador de la Vida,
que gestas los más bellos lazos fraternos, 
ayudanos a estar dispuestos para los encuentros
a veces impensados para nosotros,
 pero soñados por Vos desde siempre.
Que con Tu Gracia sepamos disfrutar
de esos minutos tan llenos de eternidad,
donde entero Te nos das.
Amén